Definición del Adjetivo - Qué es y para qué sirve esta clase de palabras

 En una entrada anterior en este blog, ya comenzamos a tratar las clases de palabras hablando de los sustantivos. De ellos dijimos algunas cosillas interesantes que puedes consultar aquí.


Una de esas cosas fue que las palabras y sus clases forman parte de las unidades de una lengua, que son: fonemas, morfemas, palabras, enunciados y textos.


(¡Atrévete a conocer más sobre las unidades de la lengua! Pulsa aquí)


La unidad llamada la palabra es la que nos interesa a nosotros ahora mismo y, en nuestra lengua, es central para aportar significados


Ahora bien, ¿sabes lo que significa? ¿No? Pues pasa por aquí.

¿Qué son las palabras?

Pues bien. Sin más dilación, vamos a entrar a definir qué caracteriza a las palabras.


Estas son las unidades más grandes de la morfología y las más pequeñas de la sintaxis. Estas dos disciplinas son dos partes bien distintas de las ramas de la gramática, que es la ciencia general que estudia y sistematiza una lengua.


Pero esto no dice mucho. Entremos de lleno de una vez al tema. Una definición muy completa de palabra puede ser:


Unidades lingüísticas que se componen de fonemas morfemas aportan significado (generalmente léxico y gramatical). Se distingue de otras palabras mediante pausas anteriores y posteriores a su pronunciación espacios en blanco en la escritura.

Parece que esta claro, ¿no?

Una palabra es cada una de las cosas que yo puedo escribir aquí: feo, bonito, alto, bajo, gordo, flaco... y que voy separando unas de otras. 

El adjetivo. Definición

Pues bien, ya sabemos muchas cosas, así que pasemos ahora a tratar los adjetivos.

Lo primero, tenemos que decir que los adjetivos son palabras. Se componen de morfemas y fonemas y aportan significado léxico y gramatical.

Pero ¿qué, en concreto? Pues en este:

Los adjetivos son palabras variables que mencionan cualidades que suelen poseer los sustantivos. Definen, por tanto, cómo son esas realidades que podemos sentir o percibimos. 
Algunos ejemplos de los adjetivos, serían los siguientes: rápido, lento, americano, español, enano, grandullón, diminuto, tremendo, triste o feliz.

Todas estas virtudes, por así decirlo, se ligan a los sustantivos y pueden emparejarse con ellos inmediatamente.

Tal y como los sustantivos, lo adjetivos son palabras variables. Es decir, son palabras que cuentan también con género y con número. Admiten, por tanto, cambio de masculino a femenino o viceversa, y pueden cambiarse de singular a plural o al contrario.

Por ejemplo, puedo decir fea o feo, chico o chica, pero también pequeño y pequeños o blanco o blancos.

Pero algo ocurre. Poseen una cualidad especial que hay que tener en cuenta. La concordancia. Este hecho les obliga a tener el mismo género y el mismo número que el sustantivo al que acompañan.

Estamos obligados a decir, por ejemplo, niños chicos y no podemos decir niños chicas o niña chicos.

¡Y ya no hay más! No es poco pero tampoco mucho lo que hay que conocer de esta clase de palabras.

Espero que os sea útil y que podáis conocer un poco mejor ahora los adjetivos.

Más adelante hablaremos de las características de los adjetivos y trataremos más en profundidad sus grados.

De igual manera, trataremos otras clases de palabras, como por ejemplo los adverbios.

Bibliografía:
  • Nueva gramática de la lengua española - RAE
  • Manual de la Gramática de la lengua española - RAE

No hay comentarios:

Publicar un comentario